5 mitos comunes sobre ir a terapia

5 mitos comunes sobre ir a terapia

 

mitos_psicólogos

A veces no es fácil decidirse por buscar un psicólogo. Quieres tratar un tema en particular o quizás solo buscas alguien para desahogarte y que sea capaz de guiarte a tomar mejores decisiones, pero los mitos que rodean a estos especialistas son varios. Nos dedicamos a aterrizar las fantasías y aclarar de una vez por todas cuáles son las verdades a la hora de comenzar una terapia con un psicoterapeuta.

Mito 1: Hay que estar loco para ir a terapia

Lamentablemente, esta idea todavía se encuentra presente en algunas personas. Creen que alguien debe estar demasiado afectado a nivel mental para tener que recurrir a un psicólogo. Pero esto no puede estar más lejos de la verdad. “El apoyo psicológico puede ser proporcionado a cualquier tipo de persona, no necesariamente uno tiene que tener un problema para ir a terapia”, explica la Psicóloga Clínica Daniela Andrade, Directora del Centro de Salud Dasein,. “Hay pacientes que vienen simplemente, porque quieren aclararse, desahogarse, ordenar ideas o trabajar algunos temas que tienen pendientes”, agrega.

Mito 2: Ir al psicólogo es lo mismo que te desahogues con un amigo

Ambos te van a escuchar y se generará una conversación. ¿No es entonces mejor ahorrarte el dinero y buscar apoyo en alguien de confianza? No particularmente. Es necesario que sepas que a pesar de que ambos pueden ofrecerte contención y apoyo, el psicólogo está preparado para intervenir. “Normalmente el amigo va a hablar desde su subjetividad, desde lo que él opina. Además, hay lazos afectivos, por ende puede recomendar, aconsejar o motivar a hacer algo desde lo que siente”, explica Andrade. El psicólogo, en cambio, jamás te dirá lo que tienes que hacer, no te da consejos. Si ve, por ejemplo, que estás sufriendo en una determinada relación, intervendrá de forma que te vayas dando cuenta solo o hagas cambios positivos, te muestra opciones. “Pero no te aconsejará ni propondrá opciones porque sí. Más bien será una guía que te ayude a empoderarte y aumentar tu seguridad para tomar tus propias decisiones”.

Mito 3: Va a ser un tratamiento de un par de sesiones.

Muchas personas aún mantienen esta idea de que ir al psicólogo es como ir a un médico: te entregará una receta y en una semana te sentirás mejor. Pero los psicólogos no te darán una receta mágica ni te dirán qué hacer. “Ir al psicólogo es abrir un espacio personal dentro de tu propia vida y eso muy significativo. No es ir, desahogarse y punto”, explica Andrade. Es un lugar físico donde podrás conectarte contigo mismo e ir haciendo cambios que quizás no sean tan tangibles en primera instancia. “Hay que ser paciente y constante. Si has sido explosivo por cuarenta años no podrás cambiarlo en una semana. Lograrlo es complejo, se necesita un trabajo profundo y regular”, dice.

Mito 4: La terapia del niño es solo para el niño

“Varios padres me han preguntado: ¿por qué tengo que entrar a la sesión yo si la terapia es para él/ella?”, cuenta Cristián Alcaíno, Psicólogo Clínico Infanto Juvenil de la Universidad de Chile. La respuesta es sencilla: “El problema más prevalente son los patrones de conducta y su resolución tiene mucho que ver con el ambiente de un niño, sus padres, colegio, entre otros. Para hacer una analogía, los papás son los jugadores y los psicólogos somos como los directores técnicos”, explica Alcaíno. En las intervenciones con niños menores de 11 años es fundamental la participación activa de los padres, porque es en conjunto que realmente se logra ayudar a un menor.

Mito 5: Creer que un solo aspecto es concluyente para una evaluación

“Un dibujo, un relato, un cuestionario no es concluyente respecto a una evaluación de un niño o adolescente. Se necesita en promedio unas cuatro o seis sesiones”, afirma Alcaíno. Es lo mismo del mito de la receta: no solucionarán el problema de su hijo en una sesión, sino que el especialista deberá reunir información de distinto tipo, ya que “es el análisis integrado lo que me permite identificar cómo es el niño, el joven para así poder comenzar el trabajo en conjunto”.

¿Qué otros mitos has escuchado tú? ¿Hay algo que podamos aclararte? Cuéntanos aquí o por interno a contacto@centrodasein.cl

Deja tu comentario

Nombre*

Email* (never published)

Sitio Web

Volví a sentir unas inmensas ganas de vivir, cuándo descubrí que el sentido de mi vida era el que yo le quisiera dar (P.C)